El Teatro Adolfo Marsillach de Sanse pone en marcha la nueva temporada de otoño

El dramaturgo norteamericano Eric Coble triunfó hace un par de años en Broadway con La velocidad del otoño. Un conmovedor alegato sobre la fragilidad de la vida, que equilibraba a la  perfección la comedia y el drama, y con el que el Teatro Adolfo Marsillach, TAM, inaugura el sábado, 24 de septiembre, su temporada de otoño.

La velocidad del otoño, protagonizada por Lola Herrera y Juanjo Artero y la dirección de Magüi Mira, es una obra mordaz, divertida y muy conmovedora, centrada en Alejandra. Una artista de 79 años de edad, que se enfrenta a su familia por el lugar donde quiere pasar el resto de los años que le quedan de vida. Pero sus hijos tienen su propia arma secreta: el más joven, Cris, que regresa después de 20 años de ausencia para convertirse en un mediador in extremis.

Se estrenó en Broadway, Nueva York, en 2014, en el Booth Theatr como The Velocity of Autumn. Su actriz protagonista, Estelle Parsons, recibió una nominación como Mejor Actriz en los Premios Tony 2014. Casualmente, Lola Herrera ha sido galardonada este año con el Premio Max de Honor por toda su trayectoria teatral.

El domingo, 25 de septiembre, será el turno de el rincón de las otras músicas’, Che Bandoneón. Fabián Carbone es el responsable de este tributo al instrumento, que estructura el tango tal y como lo entendemos.  Un homenaje a los grandes intérpretes y compositores bandoneonistas, como Aníbal Troilo, Astor Piazzolla o Rubén Juárez.

Además, como novedad, el espectáculo ofrece la posibilidad de escuchar la voz de Fabián con la misma intensidad que ejecuta su bandoneón.

En esta ocasión, estará acompañado del piano Rocío Terán y la profundidad temperamental del contrabajo de Ernesto Lapeña. Además, contará con la participación de dos reconocidos bailarines de tango, como Juan Manuel Nieto y Natalia Vicente.