Sanse no se acogerá a la cesión voluntaria del Remanente de Tesorería al Estado

El Gobierno municipal ha manifestado su compromiso con los vecinos del municipio para la aplicación de un completo y ambicioso plan de inversiones cuatrienal, con una dotación prevista de más de 95 millones de euros.

Dicha aplicación parte de la reciente aprobación de los Presupuestos 2020 y encuentra un fuerte obstáculo en el requerimiento de destinar la partida correspondiente al Remanente de Tesorería al Estado, en base al Real Decreto 27/2020, donde dicho requerimiento aparece calificado como voluntario.

Por estas razones, y tras la aprobación de unas cuentas que, tras tres ejercicios económicos sin presupuestos, relanzarán la actividad inversora de la ciudad durante los próximos años y constituyen una herramienta fundamental para enfrentar la crisis social causada por la pandemia, el ejecutivo local considera que todo tipo de cesión de fondos necesarios para responder a las carencias e incidencias futuras de la ciudad representarían un serio perjuicio para la calidad de vida y la seguridad de los vecinos de Sanse.

«Se trata de una responsabilidad adquirida con nuestros vecinos, de un compromiso vital, en un contexto en el que dicho plan de inversiones ha sido diseñado para las necesidades de mantenimiento y de crecimiento de nuestra ciudad. El futuro de Sanse no puede quedar en juego», afirma el vicealcalde, Miguel Ángel Martín Perdiguero (Cs), que, además, exige «responsabilidad a una parte de la oposición para que no lance mensajes alarmistas a la población sin conocer ni escuchar la posición y vocación de este Gobierno, que siempre vela por el interés de la ciudad».