Sanse celebra FiesTEA, la Feria sin ruido para las personas del espectro autista

La actividad, pionera en Sanse, nace a iniciativa de NorTEA, asociación que trabaja por defender los derechos de afectados y familias de personas con Trastorno del Espectro Autista ante las administraciones y otros organismos.

El ruido ambiental contribuye a generar ansiedad en muchas de las personas con autismo (TEA). Por este motivo, el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes se ha decidido a dar respuesta a la solicitud planteada por la Asociación NorTEA y otros colectivos para facilitar durante unas horas un entorno amigable para las personas con autismo en una actividad denominada FiesTEA, en la que se podrá disfrutar de las atracciones en el recinto ferial sin ruido el día 26 de agosto en horario de 17.00 a 19.00 h. NorTEA ha elaborado una adaptación con pictogramas para facilitar esta información a personas con TEA, así como a sus familias.

Ana Sanz, presidenta de NorTEA, ha declarado «que su asociación está satisfecha por la rápida respuesta del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes atendiendo sus demandas, y agradecemos su interés por cuidar este aspecto tan importante para conseguir entornos amigables en los que las personas con autismo puedan disfrutar de atracciones en el Recinto Ferial sin ruido, consiguiendo que sean un poco más inclusivas con nuestro colectivo».

Miguel Ángel Martín Perdiguero, vicealcalde delegado de Festejos (Cs), ha justificado la rápida respuesta del Ayuntamiento a la propuesta de NorTEA. «La principal característica de las Fiestas de Sanse es su carácter abierto e inclusivo. Por esta razón, desde el Ayuntamiento y, particularmente, desde su Delegación de Festejos, apostamos por habilitar una franja horaria si ruido especialmente destinada a los niños y jóvenes TEA», ha explicado.

Antonio Luis Escobar, concejal delegado de Salud y Diversidad Funcional (PSOE), ha refrendado estas palabras y ha especificado cómo un niño denominado hiposensible escuchará cualquiera de los ruidos propios de una feria como si fuera un altavoz, pero esto no les quita su deseo de disfrutar de esta actividad como el resto. «Los TEA afectan de forma diversa a cada persona que los sufre, pero se caracterizan en general por la dificultad para procesar la información del entorno, ya sea auditiva, visual o táctil. En la mayoría de los casos, estos pequeños se sienten bombardeados por la información que reciben de sus sentidos. Y Sanse no iba a dejarles sin disfrutar de las atracciones», ha insistido.