El parque de Dehesa Vieja se convierte en una ‘montaña de bichos gigantes’

La renovada área de juegos infantiles del Parque Dehesa Vieja, junto al Arroyo Valconejero, se ha convertido en una gigantesca ‘caja entomológica’, donde encontrar fantásticas especies de insectos.

En esta zona de juegos, de 126 metros cuadrados de suelo de caucho, los niños se divierten entre escarabajos, hormigas, arañas y gusanos coloridos que invaden la ladera, atravesada por unos espectaculares toboganes, capaces de despertar a la imaginación más dormida.

Creemos que esta zona de Dehesa Vieja va a convertirse en una de las más concurridas por los niños de Sanse. Se han cuidado todos los detalles estéticos, hasta el color del caucho es de arena. Y, por supuesto, lo que ha primado ha sido la seguridad, que ha quedado perfectamente acreditada”, señala el concejal de Parques y Jardines, Miguel Ángel Fernández.

Tras la certificación de seguridad, ha quedado verificada la adecuación de las cimentaciones, los espacios libres y de caída, las alturas de caída, – siempre inferiores a 3 metros -, o la inexistencia de pernos, tornillos y otros salientes peligrosos. Respecto a los accesos, se comprobó que las escalerillas, escaleras y/o rampas eran adecuadas en cuanto a ángulos e inclinaciones, profundidades de huella, etc. Respecto a las cuerdas y cables,  todas adecuadas en cuanto a diámetros y estado de forros, en su caso.

Esta zona de juegos está dentro de las 156 áreas infantiles y de ejercicio con las que cuenta el municipio. Por la tipología de sus elementos, tiene la peculiaridad de estar estructurada como una batería de toboganes en ladera y con temática de insectos.