La versión teatral de ‘La Strada’, puro neorrealismo de Federico Fellini, en el TAM

Los amantes del cine van a tener un estímulo inapelable con la adaptación teatral de La Strada, de Federico Fellini, versionada por Gerard Vázquez que el Teatro Adolfo Marsillach, TAM, ha programado el sábado, 9 de marzo, protagonizada por Alfonso Lara, Verónica Echegui y Alberto Iglesias y dirigida por Mario Gas.

Esta es una versión fiel sólo en su trama, no en su objetivo. De aquella película de 1954 propia del neorrealismo italiano (tiempo marcado por Roberto Rossellini, Vittorio de Sica, Luchino Visconti…) no queda nada del doloroso contexto de una Italia miserable de posguerra.

En este montaje se observa una miseria moral y económica de tres personajes que se encuentran en el camino durante la postguerra sin otro ambiente que el que dicta la soledad de los artistas ambulantes recorriendo La Strada (El camino), un lugar atemporal desolado, en el que no hay lugar para la esperanza.

Todo comienza cuando una muchacha ingenua y tranquila es vendida por su madre a un forzudo de circo, bravucón y violento para que le ayude en su espectáculo ambulante. En el camino surge entre ellos un atisbo de amor, que no consigue aflorar a causa del orgullo de él y la timidez de ella. Ambos comparten una profunda soledad y una vida de marginación, desarraigo y miseria, hasta que se encuentran con El Loco, otro artista de circo que provocará los celos de Zampanó y con ello un trágico desenlace.

Fellini (Rímini, Italia, 1920- Roma, 1993) modeló el panorama del cine europeo durante gran parte del siglo XX. Su paso del neorrealismo a un estilo barroco, onírico y personalísimo acredita su filmografía como una de las más arrolladoras y exigentes de todos los tiempos. Su estilo fue evolucionando a cada nueva película, pero hay constantes que estuvieron ahí desde su periodo de aprendizaje junto a Roberto Rossellini: compromiso político, depresión, psicoanálisis, sueños, cultura popular, sexo, sátira circense (dirigida, sobre todo, contra la alta sociedad), surrealismo, etc.